Consultas, Turismo en Peru
Skype
Turismo en Perú y Hoteles en Perú

Turismo en Perú, Cusco, viajes a Machu Picchu, Choquequirao, Sillustani o Kuelap, Manu, Lago Titicaca y Camino Inca.
Nosotros | Mapa del Sitio | Términos y Condiciones | Language EnglishEnglish      
Turismo en Peru - Viajes en PeruTurismo Perú

 


Peru Travelling Testimoniales
Testimonios, turismo en peru

Querida Carolina

Fue un placer visitar su pais. No imagina lo que le agradecí su visita al Hotel, por dos veces además y sus consejos apoyados en esa magnífica documentación informática que me mostró....

José Miguel Samaniego
España
Leer más »
Noticias Peru Travelling
Puno: Fiesta a la Virgen de la Candelaria inspira diseños de alta moda

La fiesta de la ‘Mamita Candelaria’ atrae a más de 100,000 turistas y se replica no sólo en diversas regiones del país, sino también en Bolivia y Chile.
Lindas prendas inspiradas en los trajes de las danzas puneñas y contagiantes y pícaras comparsas se luce en la festividad de la Virgen de la Candelaria, que Puno celebra en febrero.
Leer más »







Peru Travelling en Google Plus Peru Travel in Flickr

> > Cultura Lima Turismo en Peru

Cultura Lima

Perú: Formativo cerámico


La cultura Lima es una cultura preincaica que se desarrolló en la costa central del Perú (departamento de Lima) entre los años 100 y los 650 de la era cristiana, en el período conocido como el Intermedio Temprano. Es coetánea con las culturas Moche, Nasca, Recuay y Huarpa.


Ubicación geográfica de La cultura Lima

La cultura Lima se desarrolló en los valles de los ríos Chillón, Rímac y Lurín. Al norte, llegó hasta el valle del río Chancay y por el sur hasta el valle del río Mala, por el oeste colindó con el Océano Pacífico y por el este, hasta el comienzo de la cordillera de los Andes.

Dichos tres valles (Chillón, Rímac y Lurín, incluido el valle seco de Ancón) tienen caracteres comunes que les confieren unidad geográfica.


Peculiaridad cultural

Los restos culturales preincaicos desenterrados desde principios del siglo XX en la costa central peruana (cerámica, textiles, mates pirograbados y pinturas murales) pusieron a luz diversos estilos que compartían muchos rasgos comunes, que en la década de 1960 fueron englobados bajo la denominación común de cultura Lima.

Un sello distintivo de esta cultura es su iconografía, que es sencilla: la mayoría de sus diseños se basan en la imagen de dos serpientes con cabezas triangulares (cuyos cuerpos forman un zigzag), un ser sobrenatural sonriente y un pulpo de la especie Octopus sp. Esta iconografía debió ser creada por tejedores y luego copiada en otros materiales y soportes.

Otras características peculiares de la cultura Lima son:
  • Las técnicas de construcción, uso del tapial o molde en la construcción de los muros, y la utilización de adobes pequeños con forma de paralelepípedo, estos dispuestos en los muros a la manera de libros en un estante (colocar los adobes en forma de libros en un estante es una técnica antisísmica, que de darse un terremoto libera la energía por los espacios que se dejan entre adobe y adobe y permite que esta salga liberada evitando que la construcción se derrumbe) .
  • El diseño de complejos arquitectónicos monumentales, estructurados en torno a plazas y a una zona habitacional adyacente.
  • Las costumbres funerarias (enterraban los cuerpos de manera extendida, de cúbito dorsal o ventral, hecho que rompió abruptamente la ya antigua tradición de los cuerpos con posición flexionada).

Asentamientos principales de La cultura Lima

Los principales sitios de la Cultura Lima son:
  • En el valle de Chancay: Cerro Trinidad.

  • En el valle seco de Ancón: Playa Grande.

  • En el valle de Chillón: Cerro Culebra, La Uva, Copacabana.

  • En el valle del Rímac: Maranga, que es un inmenso complejo arquitectónico, el más importante de las últimas fases de la cultura Lima, actualmente en el distrito de San Miguel; el complejo de Cajamarquilla y la pirámide de Nievería, ambos en el actual distrito de Lurigancho-Chosica; Armatambo, en Chorrillos; Mangomarca, en San Juan de Lurigancho; la Huaca Pucllana, Pugliana o Juliana, en la zona costera del actual distrito de Miraflores; y la Huaca Huallamarca, en el actual distrito de San Isidro. También: la huaca Trujillo (Huachipa); Vista Alegre (cerca de Puruchuco).

  • En el valle del Lurín: el viejo templo de Pachacámac, es decir la construcción primigenia de este santuario, que subsistió hasta la época de la conquista española.

Tres grandes etapas de La cultura Lima

Al decaer la Cultura Chavín, las comunidades de la costa central del actual Perú se desarrollaron en tres etapas hasta ser absorbidas por la Cultura Wari. Estas etapas se diferencian principalmente por el estilo de sus respectivas cerámicas y se denominan así:

  • Primera etapa: Baños de Boza o Miramar (Cultura pre Lima, siglo III a.C al II d.C.) Cerámica: Blanco sobre Rojo (se caracteriza por su decoración pintada en blanco sobre el fondo rojo natural de la vasija (otra modalidad era cubrir primero la superficie de la vasija con una pintura blanca sobre la que se decoraba con trazos negros y rojos). Los ejemplares cerámicos son de aspecto burdo, con decoración sencilla y geométrica. Las formas más comunes son las ollas casi globulares con cuello corto, platos, cuencos, pequeños cántaros, etc.).

  • Segunda etapa: Playa Grande (cultura Lima, siglo II al VI d.C.) Cerámica tricolor: Blanco, rojo y negro Estilo interlocking (entrelazado) (se caracteriza por tener como motivo principal de decoración una serie de figuras estilizadas en forma de pez o serpiente entrelazadas entre sí, como figuras geométricas de líneas y puntos. Usa los colores blanco, rojo y negro (tricolor) sobre un fondo de engobe rojo. Las formas representativas son tazas, ollas y vasos.)

  • Tercera etapa: Maranga - Cajamarquilla - Nievería (cultura Lima, siglo VI al VII d.C.) Cerámica tetracolor: Blanco, rojo, negro y gris (se caracteriza por presentar en su decoración de grecas, peces entrelazados, líneas entrecruzadas, triángulos, círculos y puntos blancos. Usa los colores rojo, blanco, negro y gris (tetracolor) sobre un fondo de engobe anaranjado, fino, lustroso y brillante. Las formas de los ceramios son muy variadas, entre ellas la llamada forma lenticular. Su fase final se conoce con el nombre de estilo Nievería.

Arquitectura monumental de La cultura Lima

Los complejos monumentales son típicos de la cultura Lima: altas pirámides con plazas y zonas habitacionales adyacentes, asequibles en sus cimas por medio de caminos bordeados por muros y rampas.

La arquitectura monumental Lima tiene dos técnicas recurrentes:
  • El uso del tapial, es decir aquella técnica de construcción que consiste en vaciar la arcilla líquida dentro de un encofrado o molde, de forma similar a como ahora se procede con el concreto.

  • El uso de pequeños ladrillos de adobes con forma de paralelepípedo, que reemplazó al adobe plano-convexo (paniforme) hecho a mano. Muy a menudo estos adobitos están dispuestos en el interior del muro de manera vertical, a la manera de libros en un estante. Esta técnica no sobrevivió tras el fin de la cultura Lima.

Ejemplo representativo de la arquitectura Lima es el complejo arquitectónico de Maranga, hoy situado en el recinto urbano de Lima (distrito de San Miguel). Son monumentos piramidales, con rampas y gradas, recintos y almacenes. Una de las edificaciones más notables pertenecientes a este conjunto es la Huaca Aramburú, ubicada en la avenida Venezuela.


La Huaca Pucllana,

en el distrito de Miraflores, es otra construcción caracterizada por el uso de los adobitos. Es una construcción piramidal acompañada de una serie de estructuras formadas por paredes rectas que forman recintos y patios, construidos también en adobitos.

Huaca Pucllana Centro Ceremonial: Pucllana no fue propiamente una ciudad, fue un centro ceremonial, como tal tenía como objetivo ser la residencia de una elite sacerdotal que poseía tanto el poder político así como el religioso y el económico. A la vez, servía para ejercer desde este sitio el poder hacia la zona del valle que le correspondía. Pucllana posee básicamente dos zonas bien diferenciadas: la Gran Pirámide y sus plazas y una parte baja formada por plazas con banquetas. Cada una de estas dos áreas tenían una funcionalidad distinta: la pirámide está destinada a ser un lugar de culto mientras que la parte baja está relacionada a actividades más cotidianas o relacionadas al trato directo con la población.

La pirámide es un edificio alargado de más de 400 metros de largo por 22 de alto, que cuenta con siete plataformas a la vista en cada una de las cuales se encuentran plazas, recintos, pasadizos, algunos de ellos pintados de color amarillo. En la parte baja encontramos plazas y sistemas de recintos. La parte baja es más reciente que la pirámide y es probable que en el inicio Pucllana fuera sólo un centro religioso y luego se requiriera de anexos para actividades administrativas.

Dada su importancia como centro ceremonial luego que los Lima fueran conquistados por los Wari el sitio se transformó en un cementerio y se mantuvo así hasta el señorío Ishma. Es de los entierros wari que se ha logrado recuperar importantes evidencias textiles únicas en su género en la costa central, asimismo, cerámica, mates y otros objetos presentes en las tumbas nos sirven para conocer acerca de los pobladores que se instalaron en la costa central con la conquista de esta a manos del imperio wari.

Huaca Pucllana Textilería: La textilería fue una actividad muy importante en Pucllana, en la Gran Pirámide se han descubierto numerosos restos de instrumental textil tales como agujas de espina de cactus, partes de telares hechos en madera, ovillos de hilo entre otros. Si bien la cantidad de textiles de la cultura Lima recuperados completos no sea tan significativa, es suficiente para conocer las diversas técnicas de manufactura que han llevado a cabo. Donde encontramos una riqueza excepcional respecto a textilería es en las tumbas de la cultura Wari. Trajes masculinos completos con diversidad de colorido y representaciones fueron hallados en la tumba de un dignatario wari en temporadas anteriores. Si bien la mayoría de estas tumbas se les encuentra saqueadas en tiempos prehispánicos, algunas aún poseen la mayoría de elementos originales que fueron vueltos a enterrar luego que el cuerpo fue retirado.

Huaca Pucllana Costumbres funerarias: Si bien Pucllana no fue originalmente un cementerio una parte del a Gran Pirámide fue adaptada como tal, se trata del extremo sur de la pirámide donde se encontraron tumbas de personajes diversos de la sociedad Lima. La manera como entierran a sus muertos es peculiar.

Estos van colocados sobre una especie de camilla hecha de madera y cañas, no se encuentra ofrendas suntuosas, más bien se trata de elementos sencillos que acompañan al individuo en su viaje al mundo de los muertos, estos objetos pueden ser cerámica mates, objetos de madera entre otros.

Los entierros de la cultura wari son encontrados rompiendo la arquitectura Lima, consisten en tumbas profundas que contienen fardos funerarios acompañados de diversos objetos. Un fardo funerario consiste en un muerto en posición fetal envuelto en numerosas telas hasta formar un gran paquete que, finalmente, es vestido y se le aumenta una falsa cabeza de madera o tela. Los objetos con los que se les acompaña son cerámicas, mates, textiles y ofrendas de niños de corta edad envueltos de manera más sencilla. La mayoría de estos entierros se lees encuentra saqueados o removidos.

Huaca Pucllana Economía: Las principales actividades económicas de los hombres y mujeres de la cultura Lima fueron: la agricultura, la pesca y recolección de mariscos y, en menor medida la ganadería así como la manufactura de diversos objetos necesarios para su diario vivir. Los excelentes suelos agrícolas del valle del Rímac fueron intensamente aprovechados para el sembrío de maíz, frutales y legumbres, la frontera agrícola se vio aumentada al construirse extensos canales de irrigación, algunos de estos conocidos como "ríos" tales como el Surco y el Huatica.

Fue la pesca la actividad más importante y que les reportara mayor cantidad de recursos alimenticios, esta junto al marisqueo proporcionó importantes proteínas necesarias para una alimentación equilibrada. Los peces fueron consumidos frescos o salados mientras que los mariscos se consumían crudos o en caldo. Dada la presencia de tiburones en Pucllana se puede colegir que los Lima debieron poseer embarcaciones de gran tamaño.


La Huaca Huallamarca,

en el distrito de San Isidro, es otro centro ceremonial de esta época, que siguió siendo ocupada en los siglos posteriores, aunque para la época inca estaba ya abandonado. De esta huaca procede la momia que exhibe una cabellera que alcanza dos metros de largo.

El nombre de Huallamarca deriva del vocablo quechua "marca" que significa, comarca o pueblo y Hualla era el nombre de una tribu.

Cuando los Incas en el siglo XV llegaron a la costa, encontraron poblado el valle de Lima por varias tribus una de esas tribus era los Huallas.

Los Huallas utilizaron el lugar para enterrar a sus muertos, pues, probablemente, las tierras de cultivo debieron ser muy útiles para servir a otros fines que no fueran los agrícolas.

Los testimonios hallados en las tumbas de la Huaca Huallamarca comprenden un lapso de tiempo que va desde el siglo VI d.C. hasta el advenimiento de los incas en el siglo XV. Los restos más antiguos corresponden a la cerámica llamada Maranga y los objetos más recientes aparecen asociados a la cerámica Chancay. También se encontró en Huallamarca un nutrido manto intermedio caracterizado por tumbas cuyo menaje funerario estaba muy teñido de influencias Tiahuanaco.

También se encontró en Huallamarca un nutrido manto intermedio caracterizado por tumbas cuyo menaje funerario estaba muy teñido de influencias Tiahuanaco.

No se hallaron elementos Incas, por lo tanto, podemos deducir que, a partir de mediados del siglo XV, este lugar, muy ruinoso, fue definitivamente abandonado.

Todo nos habla del importante lugar que la mujer tuvo en estas comunidades.

Desde la antigüedad se ha relacionado a la mujer con la agricultura, el sedentarismo, la seguridad económica y la morigeración de las costumbres.

La estructura de la huaca semeja una pequeña colina, es un artificio conseguido por la superposición de hilados de adobito, de 20x20 cm. aproximadamente, hechos a mano.

Es probable que fuera en su origen un lugar ceremonial, vale decir, un templo de la época formativa. Su ulterior destino comienza con el abandono y desaparición de sus dueños por causas desconocidas. Dentro de la colección que exhibe el museo se encuentra la momia de una tejedora con sus instrumentos y obra en perfecto estado de conservación y cuyos cabellos miden 2 metros de largo.


Textilería de La cultura Lima

La textilería fue otra actividad importante de los limas. Usaron con profusión las fibras de algodón y la lana de camélidos. Las decoraciones prevalecientes son las mismas de la cerámica: figuras de peces, serpientes y líneas diversas, entrelazadas. En la época de Maranga se usa un mayor número de colores en comparación con la alfarería. Aparecen el azul, gris, verde, pardo y varios tonos de rojo. En dicha época surgen también tapizados (por primera vez en la costa central), y el brocado y el pintado en tela.


Arte plumario de La cultura Lima

El arte plumario fue una de las actividades artísticas característica de los limas. Consistía en la fijación de plumas pintadas o seleccionadas en diferentes colores (rojo, verde, negro, azul y amarillo), eran cosidas dentro de un esquema de diseño que le da al manto una belleza extraordinaria. Las plumas son principalmente de aves marinas, loros, guacamayos y otras especies de los valles interandinos, obtenidos del intercambio comercial interregional. Estos tejidos emplumados eran de uso exclusivo de los señores encargados del culto o del gobierno.


Economía de La cultura Lima

Como todas las culturas de zona costera, la base de su economía fue la pesca y la agricultura.


La pesca en La cultura Lima

Como en toda cultura costera la pesca fue una actividad fundamental. Lo más curioso es que, además de las especies de pesca artesanal (pejerrey, corvina, cojinoba, liza, etc.) también se han encontrado restos de pescado que sólo se consiguen en cardúmenes que se hallan a 100 ó 200 m de profundidad, como por ejemplo, el machete, la sardina, la anchoveta y el bonito.

Eran grandes buceadores, de eso no hay duda. Sacaban conchas de mar hasta de 8 m de profundidad, las que servían como objeto decorativo. En todos los palacios se las ha encontrado en gran cantidad.


La agricultura en La cultura Lima

La agricultura se convirtió en un actividad intensa. Ganaron tierras de cultivo mediante una red de canales o acueductos, algunos de los cuales todavía están en uso. Sus principales cultivos fueron: maíz, pallar, frijol, zapallo, calabaza, camote, maní, chirimoya, lúcuma, pacae, etc. Tal sería la fertilidad de los valles de la costa y la cantidad de chacras o espacios cultivados, que se calcula que solo en el valle del Rímac acogería a una población de 200.000 personas. Los cronistas españoles han testimoniado que, en efecto, dicho valle era el más rico en ruinas y restos de construcciones antiguas, particularmente en la región baja, cerca al mar. La elección de Francisco Pizarro para fundar allí la capital de su gobernación, hoy capital de la República Peruana, se basó pues en un asentamiento preexistente, próspero y muy poblado. Podemos por eso afirmar que la ciudad de Lima en realidad no nació en 1535, año de su fundación española, sino que sus antecedentes se remontan a muchos siglos atrás.


El comercio en La cultura Lima

Durante la época de esplendor de la cultura Lima, toda la zona que ocupaba se había convertido indudablemente en un gran centro comercial. Sus valles la conectaban a lugares estratégicos de la sierra, con cuyos habitantes se intercambiaban sus productos. En los sitios arqueológicos todavía se encuentran elementos de regiones y culturas vecinas, las cuales naturalmente, ejercieron influencias en las manifestaciones artísticas de los limas.


Tecnología Agrícola

Para asegurar el riego permanente de sus campos de cultivo y el abastecimiento de agua para las poblaciones, los "limas" realizaron en el valle del Rímac dos obras monumentales de ingeniería hidráulica que hasta la actualidad están en uso:
  • El Río Surco, que es un canal de riego que lleva las aguas del río Rímac de Ate a Chorrillos, pasando por Santiago de Surco, Miraflores y Barranco.

  • El Canal de Huatica, que transporta las aguas desde La Victoria hasta Maranga.

Estas obras se realizaron en el último período, el llamado Maranga, entre 500 y 700 d.C. Es posible que las sequías del siglo VI y el aumento de las precipitaciones causadas por un fenómeno del Niño durante el siglo VII hayan sido los estímulos decisivos para tales obras.


Entierros

Se han encontrado dos formas de enterramientos:
  • Común: El cadáver era cubierto con uno o dos mantos, acompañado con pocos utensilios domésticos, colocado en posición horizontal y enterrado a 1 m ó 1,5 m de profundidad.
  • Especial: El cadáver era colocado sobre una parihuela (especie de litera o cama portátil) fabricada de palos y cañas. La posición del difunto varía según la época: para la etapa anterior a Lima, es decir la llamada Baños de Boza ("Blanco sobre Rojo"), la posición es lateral; para la etapa siguiente o Playa Grande ("interlocking"), el cuerpo es colocado de cúbito ventral (boca abajo) con la camilla sobre la espalda; y para la etapa final o Maranga, se lo coloca de cúbito dorsal (boca arriba), envuelto con varios mantos decorados, con diversos utensilios domésticos y de guerra, y acompañado de otro difunto, un posible sacrificado en su honor.

Fin de una cultura

Todas las construcciones Lima excavadas indican que fueron abandonadas durante el siglo VIII d.C. Se teorizó que las causas hayan sido cataclismos naturales o invasiones destructivas foráneas, como la de los waris. Sin embargo, los vestigios señalan que se trató de una clausura organizada de los espacios públicos con pleno respeto de reglas precisas. Los patios y otras construcciones en la cima de las pirámides quedaron sepultados con rellenos intencionales. Los accesos se sellaron con pircas de adobe, bloques de greda o piedra. No sabemos si todos los casos de clausura y abandono se dieron en el mismo tiempo y por las mismas razones. Es eventualmente posible que se tratase de un ritual relacionado con la defunción de los últimos residentes de cada palacio de la fase Maranga. En todo caso, los entierros y otras evidencias de actividad humana demuestran que la arquitectura pública de Lima fue abandonada cuando en la costa central se difundieron vasijas y textiles adornados con diseños originarios de Tiwanacu y de Nasca (estilos Viñaque, Pachacámac y Atarco). A veces, los alfareros locales también adoptaron esas expresiones (estilo Nievería).

Este panorama de colapso del poder central contrasta con la difusión del estilo local, Nievería, hacia Lambayeque, junto con otros estilos sureños. Es probable que varios representantes de las elites Lima se unieran a otros grupos Wari y participaran en la conquista del norte. Ya por entonces el santuario de Pachacámac iba alcanzando importancia como centro de atracción de miles de peregrinos, desde donde se difundía en el mundo andino la adoración del dios del mismo nombre. Tal vez fue en ese centro donde se selló la hipotética alianza entre los señores Lima y los Wari.



TAGS: Cultura Lima Peru |

Cultura Lima |

Cultura Peruana Cultura Lima |

Peru Cultura Lima |

Cultura Lima |

Cultura Lima |

Cultura Lima Peru