Consultas, Turismo en Peru
Skype
Turismo en Perú y Hoteles en Perú

Turismo en Perú, Cusco, viajes a Machu Picchu, Choquequirao, Sillustani o Kuelap, Manu, Lago Titicaca y Camino Inca.
Nosotros | Mapa del Sitio | Términos y Condiciones | Language EnglishEnglish      
Turismo en Peru - Viajes en PeruTurismo Perú

 


Peru Travelling Testimoniales
Testimonios, turismo en peru

Querida Carolina

Fue un placer visitar su pais. No imagina lo que le agradecí su visita al Hotel, por dos veces además y sus consejos apoyados en esa magnífica documentación informática que me mostró....

José Miguel Samaniego
España
Leer más »
Noticias Peru Travelling
Puno: Fiesta a la Virgen de la Candelaria inspira diseños de alta moda

La fiesta de la ‘Mamita Candelaria’ atrae a más de 100,000 turistas y se replica no sólo en diversas regiones del país, sino también en Bolivia y Chile.
Lindas prendas inspiradas en los trajes de las danzas puneñas y contagiantes y pícaras comparsas se luce en la festividad de la Virgen de la Candelaria, que Puno celebra en febrero.
Leer más »







Peru Travelling en Google Plus Peru Travel in Flickr

> > Chavín de Huántar Turismo en Peru

Chavín de Huántar

Perú: El Horizonte Temprano


Chavín de Huantar fue la capital de la Cultura Chavín. Es un sitio arqueológico ubicado en el distrito de Chavín de Huantar, provincia de Huari, departamento de Ancash. Está a 462 kilómetros al noreste de Lima, Perú. El lugar tiene una elevación de 3.177 metros sobre el nivel del mar, en el callejón de Conchucos en el flanco oriental de la Cordillera Blanca. La ubicación de la ciudad en la confluencia de los ríos Huacheksa y Mosna, en la cuenca principal del río Marañón, entre la costa y la selva, le hizo una localización ideal para la recolección y comercio de bienes.

Chavín de Huántar

Pedro Cieza de León (1520-1554), cronista español, fue el primer occidental en referir su existencia. En 1616, Antonio Vázquez de Espinosa, realizó una descripción del templo según sus habitantes vecinos. En 1873 visitó el sitio el explorador italiano Antonio Raimondi, que quedó impresionado pero a la vez lamentó el estado en que se encontraba así como hizo notar que los pobladores lo usaban como cantera para abastecerse de piedras para la construcción de sus casas. Más tarde, en 1883, el alemán Ernst Wilhelm Middendorf [1830-1908) exploró el sitio descubriendo la gran escalinata que conduce de la Plaza Cuadrada al Templo Mayor. Investigada por el especialista peruano Julio César Tello, este centro mágico-religioso fue construido aproximadamente en el año 327 a. C. Sus muros son de piedra y sus estructuras piramidales. A pesar de no ser el sitio arqueológico más antiguo, ni el más grande, ni el más vistoso del Perú antiguo, se le consideró como un centro de peregrinación así como testimonio más temprano de la civilización en América.

La construcción presenta una compleja red de caminos y galerías interiores de piedra únicamente iluminados por haces de luz que penetran a través de ductos estratégicamente dispuestos. En su interior aún pueden apreciarse el Lanzón Monolítico, piedra tallada de 5,53 m. de altura en la que se observan al parecer divinidades y figuras antropomorfas, y las Cabezas Clavas, especie de centinelas enclavados en las murallas de la construcción. El 17 de enero de 1945, un aluvión cubrió y dañó las estructuras, que fueron parcialmente excavadas a partir de 1966. Recientes investigaciones, excavaciones realizadas en el centro de la Plaza Cuadrada, dieron evidencia de entierros ceremoniales, permitiendo encontrar el antiguo lecho del río Mosna, lo que significa que el cauce del mismo, fue desviado para permitir la construcción de esta plaza.


Patrimonio de la Humanidad

El sitio arqueológico de Chavín fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1985.


Arte

Chavín tiene un arte recargado, no deja espacios libres y las representaciones son severas, rígidas, simbólicas y sobrecogedoras en su expresión. Las piedras de sus monumentos son diseñadas en relieve o grabadas.

La vajilla doméstica y otros recursos de consumo, no diferían de los que se usaban en los templos para fines rituales, con excepción de algunas piezas selectas.


EL ARTE LÍTICO Resulta especial apreciar el arte lítico Chavín caracterizado por presentar motivos muy recargados y con un marcado misticismo, así se pueden apreciar:
  • ESTELAS es decir piedras de superficie plana en donde han realizado representaciones en alto y bajop relieve, siendo la figura más representativa la estela de raymondi.
    La Estela de Raimondi fue descubierta por Timoteo Espinoza y traída a fines del siglo XIX por el sabio italiano a Lima. Esta lito escultura mide 1.92 metros de alto, 73 centímetros de ancho y 17 centímetros de espesor, presenta en la parte central inferior a un personaje antropomorfo llevando dos báculos o varas sagradas - acaso el simbolismo del trueno y símil a la deidad Wiracocha - además, de su cabeza salen una serie de cabezas estilizadas en forma de felinos de las que brotan una hilera de serpientes intercaladas con rayos. Respecto a su interpretación se ha dicho que se trataría del culto al agua.

  • OBELISCOS o representaciones hechas en piedras largas a manera de postes en los que se encuentran figuras en relieve como el Obelisco Tello.
    El Obelisco Tello es una pieza monolítica que mide 2.52 metros de alto y fue descubierta por Trinidad Alfaro. La imagen central muestra un coito entre reptiles rodeados por plantas dentro de un concepto dual, seguramente vinculados al ritual de fecundidad y reproducción andina.

  • LOS MONOLITOS o representaciones hechas en un solo bloque de piedra y presenta sus caras talladas.
    El Lanzón Monolítico. Se encuentra en la galería más profunda de las 14 que existen en el templo antiguo. Este monolito prismático mide 4.54 metros de alto y la imagen central presenta a la divinidad principal de los Chavín: el dios Jaguar. La imagen es de un ser antropomorfo de rostro fiero y agresivo, adornado con orejeras a cada lado, brazaletes en las muñecas, cabello aserpentado, colmillos muy crecidos y con las manos y pies rematados en filosas garras. Los arqueólogos coinciden en señalar que fue la Huanca o piedra sagrada más venerada de Chavín y el motivo de las peregrinaciones en la primera fase de esta sociedad, aunque se duda que la población haya tenido acceso a percibir la imagen por su carácter sacro.

  • LAS CABEZAS CLAVAS. Se sabe que eran 56 las cabezas clavas que decoraban el templo de Chavín de Huantar, lamentablemente el paso del tiempo y los desastres naturales típicos de la zona fueron destruyendo el conjunto y a la fecha solo existe una cabeza clava en el sitio original. Sus formas son muy particulares pues presentan figuras de serpientes, colmillos, ojos desorbitados, rostros desencajados. Entre las interpretaciones que se asocian a estas piedras destaca la posibilidad de la representación de guardianes del templo o la representación de sus sacerdotes o chamanes. En ellas se observa sin embargo, una constante transformación de seres humanizados a mitológicos y casi irreconocibles. Hoy, estas cabezas clavas puedan observarse en los museos gracias a que Tello ordenó se dibujaran cada una de ellas, los planos fueron guardados y aunque el aluvión de 1945 destruyó la zona, las formas y detalles particulares se salvaron.

    Chavín de Huántar

  • LA CERÁMICA. Se caracteriza por su estética y originalidad. Presenta una forma globular con un solo pico y asa gollete estribo. Es monócroma - preferentemente negro verdoso - con decoración incisa realizada en alto relieve con punzones o a mano. Entre las figuras más representativas se encuentran las figuras del jaguar, el cóndor y la serpiente estilizados. Este tipo de cerámica se ha encontrado no solo en la zona del Marañón, sino también en sitios como Cupisnique, salinar, Chongoyape y Vicus.
    Inclusive la cerámica que representa Chavín imita a la piedra (por la coloración y el acabado inciso) sobre todo aquella que tiene un fin puramente ceremonial.

  • LA ORFEBRERÍA. Aunque limitadas a los lavaderos de oro de los ríos tributarios del Marañón, Chavín también desarrollo una importante gama de trabajos en oro mezclados con plata y cobre. Practicaron el martillado, el repujado y recortado para confeccionar brazaletes, pectorales, coronas y anillos como los encontrados en Chongoyape y Kunturhuasi.

Centro de culto

En su origen, Chavín fue un centro de culto y sus templos tenían carácter sagrado. Al parecer, el sitio fue cuidadosamente elegido, bajo estrictos criterios mágico-religiosos debido a que existen valles cercanos más productivos, aun considerando el aprovechamiento de sus laderas de secano cultivadas mediante terrazas.

Los habitantes de Chavín fueron unos pocos sacerdotes y sus auxiliares de servicio, mientras que la mayor parte de sus usuarios eran una suerte de peregrinos que llegaban al lugar en busca de "oráculos", portando ofrendas de diverso tipo, pudiendo permanecer por largos períodos. La ganadería fue principalmente la de camélidos andinos.

Ancash Peru


Organización político-social

Hay cuatro tipos (hombre-mujer) de pobladores: los sacerdotes de Chavín, los peregrinos de diversas partes, con rango de sacerdotes, los artesanos o especialistas y la gente común. La diferencia entre el hombre y la mujer parece significativa, aun cuando el papel que el sexo femenino jugaba en la liturgia era muy importante; eso podría llegar hasta el punto de que pudiera haber sacerdotisas. De hecho, casi todos los personajes sagrados que conocemos presentan una versión femenina junto a la masculina.

Los sacerdotes estaban a cargo del templo, que era su centro de trabajo. Allí estaban las instalaciones y personas dedicadas a la producción de los calendarios, de donde se deriva su condición de "oráculos", que es el servicio que ellos ofrecían (la predicción de los ciclos climáticos estacionales anuales).

Los sacerdotes eran observadores del cielo y gracias a eso podían registrar con gran precisión los desplazamientos del Sol tanto en el oriente como en el poniente, las fases de la Luna y el movimiento de las estrellas. Con eso obtenían períodos fijos en el tiempo, a los que podían asociar los ciclos estacionales, que no son fijos. Los períodos de sequía o de intensas lluvias, si bien tienen un ritmo anual previsible, que se establece a partir del solsticio de verano (fines de Diciembre), son azarosos en su inicio e intensidad. El saber con anticipación las características de cada ciclo de lluvias es una tarea -que requiere especialización- que es, sin duda, fundamental para conducir las campañas agrícolas cada año. Para eso, hay que combinar el calendario solar-estelar con otros indicadores del tiempo, tales como los de las costumbres de los animales. Esa era la tarea especializada -y según parece exitosa- de los sacerdotes de Chavín.

Por todo esto, el status de sacerdote era muy alto en la sociedad chavinense. Se expresa en el conjunto de atributos que se le conceden y que se expresan físicamente en vestidos muy elegantes y costosos adornos hechos con plumas, piedras exóticas, oro y joyas.

Los miembros de la élite se distinguían por el uso de coronas, orejeras, narigueras y collares, elementos que representaban la categoría de quien los utilizaba, encargados del culto "felínico". Este culto era visual, el dios felino, probablemente un jaguar, estaba representado en imágenes aterradoras, que reflejaban creencias complejas, y vinculaban a los hombres con los animales, y a los miembros de los distintos grupos entre sí.

Poseían una sociedad jerárquica piramidal:
  • A la cabeza se encontraban los Sacerdotes-Dirigentes, quienes cumplían funciones religiosas y a la vez, gobernaban al pueblo.
  • Luego se encontraban los Especialistas, que eran artesanos en piedra y greda, metalurgia, textilería e ingenieros hidráulicos, que perfeccionaban las técnicas de regadío para aumentar la producción de papas, maíz, frijoles, ajíes, etc. Estos especialistas eran mantenidos por el Estado.
  • Finalmente se encontraban los campesinos, que trabajaban la tierra utilizando las técnicas ideadas por los ingenieros.

Divinidad

El emblemático lanzón monolítico de cinco metros de altura, es una figura antropomorfa y que parece representar a un enano de forma grotesca con una cabeza tres veces más grande que su cuerpo, y que muestra enormes dientes incisivos y colmillos de jaguar, de otorongo o de puma, con los pies en forma de garras y cetros en las manos. Sobre la cabeza tiene adornos compuestos de quijadas con grandes colmillos y serpientes en vez de pelo. Sugiere la representación del hombre ideal, espiritual. En los dibujos grabados en la piedra hay muchos elementos semejantes y superpuestos representando a la divinidad adorada en sus templos. Tiberio Petro-León (1941-29/12/2007), investigador de Chavín, propuso que se trata de la representación de un feto humano en su 7mo. mes de gestación, pues sus proporciones antropomórficas coinciden; más aún, mes de vida, cuyo número corresponde al periodo en el cual el ser humano ya puede nacer o venir a "la luz".

El más conocido es el monolito de Chavín, es decir una wanka, que en quechua, significa piedra de poder y tiene un carácter eminentemente religioso.

El monolito o wanka Chavín reúne los tres elementos de la trilogía cosmogónica de Chavín: águila, serpiente y felino, (aire, agua y tierra) es decir, deidades represivas que sirven como centinelas y ahuyentan el mal. Así, aire, agua y tierra confirman una armonía permanente con el Cosmos que se trasluce en todo el legado de Chavín.

Un gran enigma son los innumerables acueductos y caídas de agua que existían en el lugar, creando mediante un sistema de compuertas, un efecto acústico que se asemejaba al rugido de un jaguar gigante. Petro-León sostenía que se trataba de un mecanismo de generación acústica similar al "mantra", con la finalidad de inducir diferentes estados de la mente, tal vez estimulados con la ingestión de derivados del cactus San Pedro (Trichocereus Pachanoii) que contiene Mescalina (Feniletilamina = C8H11N), muy abundante en la zona.


Centro de poder

Según la leyenda, Chavín pudo ser levantado en un lugar indicado por la magia, al igual que el Cusco o Machu Picchu.

La voluntad de ejercer dominio, a fin de adecuar la producción de los alimentos al ritmo del aumento de la población fija y flotante, pudo ser la función que cumplía Chavín, utilizando para el efecto el uso de métodos agrícolas, respaldado en un ampuloso ritual y en el culto a los poderes sobrenaturales que controlaban la producción, especialmente al Dios del Agua del que dependían las lluvias benefactoras como de las catastróficas sequías que destruían los sembríos.


Arquitectura

Sólo una parte de su arquitectura se ha preservado debido a su monumentalidad. El centro ceremonial tenía como núcleo este sector monumental. Las estructuras han sido construidas enteramente en piedra, muchas de ellas granito blanco (Granodiorita) cuyas canteras se encuentran en la vecindad del túnel de Kawish, a mas de 30km de distancia.

Los templos tienen una serie de plataformas con un fuerte talud en sus muros, con un perfil piramidal (5,3° de inclinación). Fueron construidos por etapas. El Castillo es una pirámide mayor (71,0m x 71,0m)y se le conoce como el Viejo Templo, cuya característica más notable es que tiene un pasaje interior donde se aloja un ídolo de piedra conocido como "el Lanzón".

El castillo tiene una extensa red de pasajes y cámaras interiores que conforman un complejo íntegramente construido de piedra. En su interior de penumbra, hay inusitados haces de luz que irrumpen por los estratégicos ductos que comunican con el mundo exterior. Dentro, todo es objeto de maravilla. Resulta posible escuchar nítidamente la voz de una persona a muchos metros de distancia como si estuviera a nuestro costado.

El Viejo Templo consta de una Plaza Circular (diámetro 20,8m) en el atrio sirviendo de ingreso. El Templo Nuevo, cuenta con una Plaza Cuadrada (50,2m x 50,2m). Cada templo tenía un pórtico principal. El ingreso al Templo Nuevo se llama Pórtico de las Falcónicas, con grabados en las piedras y es precedido por un atrio y un conjunto de escalinatas que ascienden desde la plaza cuadrada, donde también hay litoesculturas únicas ejerciendo las funciones de dinteles, columnas o lápidas con grabados de personajes del estilo Chavín.

Casi la totalidad de sus edificios y anexos fueron laboriosamente construidos con columnas, cornisas, dinteles, lápidas, obeliscos y esculturas que se agregaban a los muros o plazas, convirtiendo los espacios ceremoniales en un hermoso escenario, adornado con las imágenes de los dioses y demonios que poblaban el panteón chavinense. Sus materiales eran constituidos por piedras de diversos colores, procedentes desde distintos lugares de los Andes peruanos.



TAGS: Chavín de Huántar Peru |

Chavín de Huántar |

Cultura Peruana Chavín de Huántar |

Peru Chavín de Huántar |

Chavín de Huántar |

Chavín de Huántar |

Chavín de Huántar Peru